lunes, 1 de marzo de 2010

"ODIO A LAS BANDAS Y MUSICOS NACIONALES"


Muéstrame a cualquier individuo que alguna vez haya dicho que no quería ser popular y te mostraré a un tipo asustado… Es más seguro decir que la popularidad apesta porque te permite perdonarte a ti mismo si tu apestas”. (Almost Famous).


Una frase que se aplica a los dimes y diretes venezolanos entre músicos que jamás se lo dicen públicamente durante sus encuentros en locales y conciertos. Y no es que yo odie a los músicos de este país, no puedes odiar a gente que nunca has querido, es contradictorio.


Mi relación con las bandas y músicos es totalmente honesta, me disfruto sus composiciones, buena música y disposición de crear arte, excelentes canciones y contribuir con la escena nacional. Hasta compartimos tragos y agradables charlas no sólo de música, sino de libros, cine, política, curiosidades, etc.


¿Han visto una banda de rock tocando ante una mordaz audiencia de músicos? Es el acto de violación más grande que pueden sufrir en tarima. Todos lo miran esperando a que se equivoquen, cuentan los tiempos, la métrica, acordes, escalas, técnica, es como ponerlos en un matadero. Hay una complicidad en el ambiente, es la comidilla del momento… esa banda ha sido medida, pesada, hurgada, estudiada y al final todos se tomarán unas cervezas en el camerino, junto a ellos, con las frases hipócritas: “excelente show man” o el típico “la están pateando, me lo disfruté mucho”.


Es cierto que mi posición es más cómoda, al final soy periodista, puedo decir lo que pienso en el momento, en honor a mi fidelidad como individuo. Creo que por más atorrante que lo parezca, al final del día, entenderán que fue el gesto más amigable de la velada, sin adornos, sin rodeos y con la garantía de que no existe resentimiento de mi parte.


Frases típicas de pasillos entre músicos:


- “Esa banda es de puro hijos de papá y mamá, por eso suenan en radio”.

Yo me pregunto si en un país en el que el porcentaje de pobreza es grande, ¿acaso tener un instrumento no es un lujo? Hay gente que se lo gana trabajando y si el caso es que se lo regalan los padres, qué bien que le incentiven el gusto cultural ¿por eso hay que cuestionar las ganas de expresión de un músico?. Propongo no escuchar Blur ni Radiohead porque vienen de familias adineradas. Lars Ulrich de Metalllica viene de una familia millonaria que le apoyaba sus caprichos, al punto de ser jugador profesional de tenis.


- “Hacen música comercial para pegar”

Si tomamos el hecho de que la música es un lenguaje que te comunica, pienso que mientras más lejos llegue el mensaje, artísticamente estarás llevando tus ideas a las masas. ¿El rock es una expresión en algunos casos liberadora, por qué negárselo a todos? Ojalá todos los que oyen Don Omar y Tego Calderón lleguen a mí a pedirme que les gustaría oír lo último de Bloc Party, por ejemplo. Mejor aún, que si les copio “Nuestra” de La Vida Boheme… eso sería un mundo perfecto.


- “Son todos unos idiotas” (La Banda)

Esta es la que me ha dejado en shock ¿cómo saben que son idiotas? La necesidad de odio que muestra la gente es gigante. Aunque hay otros improperios que me reservo para no contaminar visualmente el blog.


La lista podría ir en ascenso, pero de verdad en mi vuelta al blog no quiero extenderme con textos largos.


La verdadera razón que me impulsó este post es que parte de lo que significa consolidar un movimiento está en el apoyo y no me refiero a gustarte cualquier cosa porque sí. Pareciera que hubiese más bandas que público y por ende la necesidad de aplastarse es directamente proporcional a la disminución de espacios para tocar.


Aún no he visto a nadie que vaya al Teatro, Moulin Rougue, Discovery, etc, por el simple hecho de llevar a amigos, familiares, culitos o lo que sea para que salgan a ver la banda de turno. Es casi seguro que no les vaya a gustar el grupo de la noche, ese hábito de odiar por hobbie no se pierde, pero comprarse una birra, estar afuera o en la zona chili, esperar que quienes te acompañaron se disfruten a la banda mientras tu digieres otro sorbo etílico de tu preferencia y hasta tratas de conseguir una fecha a tu también ahogada banda, es una sana solución para no perder tu noche.


Si nos determinamos a usar las noches de salida para compartir, llenar los locales y promover una noches musicales de distracción, llegará el momento en que los dueños de estos espacios se replantearán hasta la forma de selección de opciones musicales venideras.


Me divierte ver a esas bandas que asisten a toques de agrupaciones que odian, solo para ver y que los vean, con la intención de ser parte de esa noche “popular”, un simple paveo rockero del que no logramos escapar. Y digo que me divierte porque en cierta forma ayudan a llenar el local bajo la premisa de “hipocresía, paveo y rock and roll”.


El prejuicio es grande, todos se creen superiores, sobre todo cuando están en el under, es más seguro criticar desde esa posición. Es parte del idealismo barato de una sociedad de rockeros acostumbrados a autodestruirse por convicción, alterados por el éxito momentáneo de quién le toca protagonizar el toque.


Lo peor es la guerra de egos entre todos, tratando de pelearse quién es más famoso que quién en Caracas, porque las verdaderas bandas que no están lidiando con ese circuito under, les preocupa cosas distintas que mirar al de al lado y señalarlos como muestra palpable de que sus males internos no deben ser revelados mientras puedan atacar a otros. Hay mucho público y audiencia por cautivar y se está desperdiciando en riñas intelectuales baratas.


Apoyo el no gustarte todas las opciones del mercado o la ciudad, es una cuestión subjetiva eso de qué banda es mejor y bajo qué parámetros se mide. No hay que apoyar por lástima cosas mediocres, pero hay libertad para otros de que les guste aquello por lo que no sentimos atracción sonora. Yo no soporto a Dream Theater, pero podría ir con mis allegados a ver la suma de virtuosismo que justo cuando empiece a molestarme, aplacará un buen whisky. Tampoco es que a Portnoy le afecte si yo voy o no, la fanaticada es superior a mi poca tolerancia hacia esa banda, pero necesitaba un ejemplo.


Caramelos de Cianuro, Candy 66, Los Amigos Invisibles y Desorden Público, siempre podrán decirle más cosas a la gente que aquellos que no terminan de aceptar que crear una banda es el inicio de una necesidad de expresarte, ser entendido, oído y llevar el mensaje que te interesa ¿a qué le temen con eso de que lo comercial apesta?


Lo triste de todo este circo de odio e intolerancia entre bandas, con ese dejo de hipocresía palpable, es que como dice Lester Bangs en Almost Famous: “Te los encontrarás a todos de nuevo en su largo viaje hacia la mitad”. ¿Por qué no unen fuerzas, separan sus diferencias y honestamente se ayudan a consolidar toda una escena musical?


La verdad es que alguien tiene que hacer el trabajo sucio de la crítica y decidí tomar el puesto un rato y no por eso odio a las bandas ni a sus músicos… “Digo yo… no sé”.


13 comentarios:

Laura dijo...

Woww me encanto el post te seguire leyendo ;)

Anónimo dijo...

Sir William muy buen post, alguien en este país tiene q decir la verdad aunq sea a pequeña escala… xq todos nos po9ntan una movida nacional muy buena, si ves los grupos actuales te preguntas xq el éxito masivo es tan poco, con tantas bandas rotando en las emisoras y con carreras efímeras en las radios y en el sentir de la gente…
Sigue con los bueno post y creo q al igual q yo sientes q en este país hay buenas bandas como las q mencionas, Caramelos, Amigos q a pesar de su “comercialidad” (nefasta para algunos) tienen cosas positivas q rescatar y de las cuales aprender a moverse en la escena nacional…
page 25

Anónimo dijo...

Has dicho una verdad tan aterradora como vergonzosa, pero realidad al fín... Realmente no creo que esto sea algo único de nuestra movida nacional de rock, esto sucede en todas partes del mundo... Es algo natural la competitividad, y el hecho de que cada banda "se crea superior" a todas las demás aunque no lo demuestren en público... Y las bandas ya "exitosas" como Caramelos Candy 66 etc, tienen que aceptar sus críticas ya que es algo que viene acompañado de "la fama"... Al final, solo aquellas bandas que puedan criticarse a si mismas tan arduamente como la mayoría critica al resto, lorgarán superarse y alcanzar los espacios que deseen.

Maire. dijo...

Ahh yo quiero ser inteligente o al menos decente y publicar algo que sea tansiquiera 12% parecido a lo que escribiste. Tengo la curiosidad si tu fromspring ha motivado este analisis que nunca esta de mas, creo que es el eco de un decreto viejo de un procer caido, de los que nos han dicho decada tras decada que en la union esta la fuerza, etc...Ya uno como pùblico decide si odiar o no a x banda, si resulta que a uno no le gusta no va y eso es bello lo facil y deberia ser asi hasta en esos circulos antes de perder la energia en eso, pero es dificil porque creo que es el alimento del ego para los egolatras musicos de la noche capitalina. Para finalizar es cierto que la excusa del resentido es que la fama apesta, uno nunca vera la viga de hierro en su propio ojo, porque vive pendiente de la paja en el ojo del vecino. Salu2 Will.

Desde La Barra dijo...

Two thumbs up bro!!!!

Johan K. dijo...

ciertamente abunda el comemierdismo y toda esa pila de hipocresías de las que hablas, pero también se forman grupos de bandas que se apoyan entre sí. a veces se apoyan demasiado entre sí y pueden caer en el jalabolismo, pero al final del día todos ganamos. digo, eso ayuda a que se expongan más las bandas lo que me parece bien... ya quedará de parte de la audiencia decidir si la vaina es buena o no.
saludos mr.!

Anónimo dijo...

Me gusto mucho el artículo! y me preguntaba el ¿Cómo tratar con el público en estas circunstancias?, es difícil ver el camino correcto porque por donde quieras que mires siempre hay gustos y críticas totalmente contrarias al concepto que se tiene.
Buena vida!!

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento (animes,peliculas,etc ).Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos

J.C. Araujo S dijo...

Te entiendo perfectamente. Hace algún tiempo conviví con esa movida rockera/metalera caraqueña... de hecho conservo muy buenos amigos de esos días.

Siempre fui el "intelectual" del grupo, no era para menos: Lentes, cabello corto y franela de Pink Floyd. Desde entonces he sido un explorador de la música con un insaciable hambre de conocer más.

Había complicidad en el ambiente, sí... Torre de Marfil, Sarcom, Elements, Biophobia, Kynema y todo lo que saliera de ahí. Las competencias de egos se resolvían con una botella de ron (por eso de que el ron lo cura todo).

Pero ciertamente había en el entorno general una de criticar por deporte (sí, con disciplina y constancia)... Unos que si no estabas en la pudrición (Grind Core y esas cosas que nunca digerí), no eras nadie... o que si estos eran un fusil de Stratovarius y los otros uno de Rhapsody of Fire y los otros eran algo entre Limp Bizkit y Sepultura...

Las listas de correo de entonces (eran tres al menos) estaban llenas de esa gente y los intentos de sacar algo bueno y conciliar se iban al caño cada noche. Era un ambiente nocivo pese a que uno la pasaba muy bien con SU gente en particular.

Veo que la cosa tristemente no ha cambiado con el pasar del tiempo... y lo siento mucho por quienes no han sabido abrir sus mentes al universo que tienen frente a ellos.

Entiendo a quienes no toleran el excesivo virtuosismo de Dream Theater... yo, que me considero fanático "patria o muerte" de la banda, tengo que descansar de ellos de cuando e cuando y refugiarme en otras aristas.. desde Marillion y Spock's Beard hasta Billy Joel, Yuki & Demian, Akon y Ensamble Gurrufío. Pero agradezco a quienes se toman la tarea de respirar profundo y escuchar.

Excusen la cadena

Juan C. Araujo S.

KamX dijo...

Eso me recuerda una trifulca con la gente de foro de oidossucios en el tiempo del 2004-05 (en su mayoría "músicos" de "reconocidas" bandas, no voy a dar nombres por consideración y seguridad) acerca de una crítica del arte de las portadas y vestimentas de Iron Maiden y yo salí con las "tablas en la cabeza" a causa de ese ridículo post que hice (ha!) Pero muchos de ellos hablaban "pestes" de bandas conocidas bandas, en especial, las "mas conocidas"...

Anónimo dijo...

Ante todo hermano lo felicito por su blog! Tiene buena ideología, temas interesantes y objetividad mas transparencia. Estoy navegando en mi tlf desde las 11pm ladillao por que ayer domingo bebi a morir y m levante a las 8pm como puede imaginar no tengo sueño! Y entre el tweet y google averiguando algo sobre una banda nacional y di con este blog. Lo empece a leer y me parecio interesante y ya llevo como 4 temas leidos. Muy buenos tus puntos de vista! soy musico y estoy muy relacionado con los temas que planteas! Mi apellido es castillejo. Pronto escucharas de mi banda que viene con algo nuevo y fresco aparte con un proyecto bajo el brazo! Espero me des tu opinion como critico y si puedes dejame tu tweet para seguirte y estar informado de tus propuesta de temas! (Posdata: me entretuve mas leyendo aqui que con la urbe) suerte!

Anónimo dijo...

Buen día, hay gente que odia sin sentido a las bandas y artistas nacionales (tienes razón y considero que esta mal), pero también se debe reconocer que hay bandas "montadas" que tienen a las emisoras de radio compradas y acaparan la movida musical/mercado musical quitando espacio a nuevas bandas emergentes, quizá con mas talento pero que lamentablemente no tienes los recursos que si tienen estas bandas "montadas" para poder entrar a la movida musical; (cuando digo recursos me refiero a dinero; contactos; palanca pare de contar. Para reflexionar.... lamentable...

Anónimo dijo...

Buen día, hay gente que odia sin sentido a las bandas y artistas nacionales (tienes razón y considero que esta mal), pero también se debe reconocer que hay bandas "montadas" que tienen a las emisoras de radio compradas y acaparan la movida musical/mercado musical quitando espacio a nuevas bandas emergentes, quizá con mas talento pero que lamentablemente no tienes los recursos que si tienen estas bandas "montadas" para poder entrar a la movida musical; (cuando digo recursos me refiero a dinero; contactos; palanca pare de contar para reflexionar.... lamentable...