lunes, 7 de abril de 2008

¿VALE LA PENA SACAR UN DISCO?



Las bandas venezolanas intentan sobrevivir dentro de un escenario musical atípico. Todos deambulan entre ser famosos o ganar dinero… o todas las anteriores. No es criticable,sino válido. Si tu arte pueda llegar a las masas y en el camino obtener ganancias, vale la pena el esfuerzo.

El otro día conversaba sobre el hecho de que más de veinte bandas han sacado disco últimamente, en su mayoría durante el inicio de 2008. Así lo escribí en mi página dominguera de El Universal titulado "Venezuela Indie Rock y Pop"

No pienso que la crisis discográfica esté atacando directamente al talento venezolano, quizás el intento de figurar en las multinacionales no se cumpla, pero acaparar la atención en conciertos o en las estanterías nacionales se les hace más fácil que el amplio catálogo de las disqueras radicadas en Venezuela y sus empalagosos productos pirateables y vulnerables al download antes de llegar a las tiendas. Ni hablar de aquellos que no logran editar.

Aún así la ilusión de figurar en las ambiciosas hojas de marketing de una disquera no deja de rondar la mente de nuestros abnegados rockeros. Todo el proceso tedioso de la manufactura, regalías, distribución, promoción, mayoristas, etc… ¿quién las manejaría? ¡No se asusten!

Es menos lo que se arriesga en la independencia y el compromiso personal te llevará a empujar más la música. Son pocos los escenarios que se pueden manejar como artista si logras entrar en una disquera, más bien la idea es utópica antes de llevar la propuesta. He conversado con allegados a la industria que ya te advierten que la premisa es no firmar a nadie, todo viene de afuera. ¡Bien por ellos! ¿No deberían fomentar el desarrollo de artistas locales si les permitimos trabajar acá lanzando discos de otras culturas y países como el constante vallenato colombiano y el corrosivo tropipop?... No sé… digo yo. Nuestro presidente diría que nos quieren envenenar la mente con esa música imperialista, capitalista y el resto de “istas” que me quitan espacio aquí… pero por favor no seamos tan radicales

No quiero hacer una tediosa misiva de cómo comportarse ante la situación, pero sí sintetizar algunos tips que me vienen a la mente en un contexto venezolano. Lo importante es saber dónde ubicarse y qué queremos obtener. Olvidemos el otrora paternalismo discográfico en el que un A&R te descubría, te ponía un productor, hacía presupuestos, conseguía diseñadores, etc., hasta sacarte el disco… al final le debías todo y te quedabas sin nada y el disco hasta era de ellos sin darte cuenta. Algo justo en el fondo que la ingenuidad no permite asimilar en la práctica.

1. Contrato de distribución
Es lo que las disqueras han ido haciendo. Llegas a un acuerdo, le das tu disco ya editado y ellos se encargan de colocarlo en las tiendas. Te cobran un porcentaje sobre las ventas y si lo deseas te hacen una promoción que aumentará el porcentaje que le deberás. Esto incluye hacer afiches, material POP, stickers y todo lo que llame la atención en tiendas. A veces puedes negociar entregarle este material o tal vez que lo descuenten de la venta final.

2. Independiente
Dirían Los Amigos Invisibles en su ya célebre frase: “Esto es lo que hay”. En este escenario te queda cubrir los pasos que debería hacer la disquera.

- La distribución la puedes resolver yendo a los mayoristas que proveen las tiendas a nivel nacional. Puedes pagarle a alguien que lo haga y cobre comisión con tenacidad organizar tú mismo esta venta.

- Los conciertos resultan un rápido mercado para colocar tus discos y trabajar más rápido que las tiendas. Generalmente la inmediatez y emoción aunada a la firma de los discos crea todo un nicho de compradores. Aquí reduces el pago de porcentajes adicionales y puedes ofrecer un álbum más económico. Lo mejor de todo es que no vas a lidiar con el pago atrasado de los mayoristas que te ven como si te estuviesen haciendo un favor y cancelan como… uhm… ¿120 días después?

- El merchandising directo es una herramienta para generar ingresos que es aprovechado en toques.

- El trabajo promocional tendrás que hacerlo con un tercero. Un promotor de radio que te asegure la entrada en rotación constante y un jefe de medios que mantenga tus actividades en el ojo mediático.

Queda mantener los toques activos donde generar ingresos por tus actuaciones dependerá del nivel de trabajo que tengas y cómo lo promociones.

Me gustaría aportar una mejor visión, como la anglosajona, quienes viven del ingreso digital y todo eso. He visto como el colocar temas en películas (las pocas que salen), novelas, programas televisivos, entre otros, no es el mejor negocio porque siempre te dirán: “Es para ayudarte a promocionar tu música”… Así se han ahorrado ese tedioso pago de sincronización que Shakira o Ricky Martin jamás hubiesen permitido sin el respectivo pago en billetes verdes... estén o no autorizados por Cadivi.

Lamento no extenderme tanto para no hacer latoso este texto, sí me gustaría dejar claro que personalmente siento que es el mejor momento para lanzarse al ruedo indie. Aunque no estoy autorizado aún en hablar sobre los nuevos pasos de las disqueras radicadas acá y las otras nacionales acerca sus planes en la producción de eventos… ¿será que tendrán a las bandas en su afanosa lista de eventos para conquistar el terreno perdido? Aquí podría haber una forma de ingreso adicional.

Los grandes sellos tienen más que arriesgar: depósito de discos, empleados, gastos administrativos, permisos, obsolescencias, entre otras cosas. No digo que se arruinarán, pero sí andan paranoicos, inestables, desorientados y sobreviviendo entre presupuestos ajustados y proyecciones abultadas.

Hay miles de formas para obtener ingresos, esto es un sucinto ejemplo de inmediatez que si se pone en práctica sistemáticamente, los llevarán a otras alternativas que ya hablaremos próximamente.

La verdad sí creo que vale la pena seguir sacando discos quienes puedan usar las herramientas necesarias. El disco desaparecerá en 5 años en US o Europa, pero aquí las cosas son distintas y hay que aprovechar el momento que vivimos. Mientras las bandas puedan seguir controlando sus derechos de autor, regalías, ventas directas y conexión real del mercado local, en el fondo serán más libres y su integridad musical será exclusivamente moldeada por sus limitaciones internas… ¡Digo yo… no sé!

6 comentarios:

Roberto Torres Luzardo dijo...

Hola, William!
Está bien profundo tu análisis de la industria discográfica. Soy pasante de prensa de FanZinatra, una NetDisquera que busca meterle un batazo a todo lo escrito sobre las disqueras, y encontrar un puente más directo entre los artistas y el público. Recientemene pubicamos Atari Amor, por ejemplo. Es el primer disco de una banda excelente llamada CeroUno. Los panas tienen tremendo producto, y lo regalamos en la web porque es mejor que mil personas lo descarguen a que lo compren tres.
Así andan las cosas en esta industria que bien se separó del "paternalismo" que mencionas. Estoy convencidísimo que si todo falla, de alguna manera podremos escuchar música. FanZinatra hacesu parte para que sea así
"Digo yo, no sé."

cldr dijo...

Jajajaj de pana tu corrosiva manera de crear controversia.......definitivamente es admirable... ¿que pasa con los musicos que sabemos que el mercado venezolano es tosco , lento y pesado? en mi caso personal no veo que aca haya un mercado para enfrascarse a vivir de la musica como tal, lo unico que queda es estar claro que esto que uno hace es un hobbie y bien caro de paso, el musico venezolano tiene que estar claro que habitamos en un pais atipico y utopico, creo que el 100% de los que hacemos musica tenemos un trabajo "serio" que nos da el sustento para mas o menos vivir y seguir gastando plata en aparejos musicales (es triste pero es asi), lo idea es que existiese ese retorno de inversion (vaina que es logica desde todo punto de vista), pero lamentablente no es asi, yo creo que el "rockero " venezolano es un 30% musica y un 70% amor a lo que haces a sabiendas de que no te llevara a ningun lado, pero tambien creo que esa condicion adversa lleva a la creatividad musical, al hacerlo todo uno mismo sin tener el sueño de sonar en la radio para ganar su primer millon (asi dice una cancioncita por alli), este tema en realidad es extenso y escabroso pero como te dije la corrosiva y amarga controversia esta creada...... la diferencia esta entre quienes se quedan esperando el contrato y el estudio soñado para grabar y quienes no lo esperamos y asi sea en casa empezamos a hacerlo.....

saludos sir william

Pepon
La Nota Ignota

stone25 dijo...

Yo creo que la cosa empezará al despegar el día que los chamos del este se sinceren (osea, que olviden del peo punk, que pa punketos los chacaiteros), el día que digan "basta ya de ska/punk" y los vocalistas dejen de emular a Horacio Blanco. Podría mejorar sobretodo cuando acabe el conformismo: "está bien para ser una banda local". Como ese día nunca llegará, seguiremos teniendo a los Invisibles como únicos embajadores del "rock" nacional.

Anónimo dijo...

EJELE! =)
Alguien podria decirme el proceso para hacer un CD?
GRAX!

Anónimo dijo...

Si, pero cuando el tirajede los discos te salen en 30 palos, te parece que no nos afecta?

Anónimo dijo...

Yo pienso que una de las cosas que hay que tener en cuenta es principalmente saber es distribuir bien el dinero para llevar a cabo las cosas y es necesario estar seguro de que tu musica gusta porque si no es preferible abstenerse de sacar un disco primero hay que preocuparse por ser bueno musicalmente para sacar un disco