lunes, 29 de noviembre de 2010

¿DE VERDAD QUIERES TENER UNA BANDA?


Palabras sabias las de AC/DC: “It's a long way to the top If you wanna rock 'n' roll”... No es fácil, pero sí divertido.

Desde que tengo uso de razón me ha inquietado todo el proceso de las bandas o artistas en componer canciones que terminan marcando la diferencia. Lo fui desarrollando como periodista y mis veces como manager notaba la formación de los músicos en base a sus vivencias.

En todos estos años aprendí que lo que desestabiliza a las bandas es la incertidumbre con la que guían sus carreras. Empiezan con determinación y en el camino se llenan de fantasmas, miedos y desconfianza.

Siempre me piden consejos, sugerencias o ayuda cuando las bandas están sacando su material. No creo en la fórmula exacta, le tengo más fe al trabajo constante y no rendirse nunca. Lo que hace que una banda crezca con el tiempo, es su tenacidad, creer en su música tanto como aquellos que comienzan a escucharlos. No hay ropas, trajes, canciones largas o cortas, es simple conexión con la audiencia a través de tu determinación y coraje para mostrarte como artista que absorbe el momento que está viviendo y lo expresa.

Me tomé un pequeño tiempo para ordenar tips que podrían ser usados para las bandas nuevas que se alzan vuelo en el rock nacional y desean tomarse la música como trabajo. Es un poco lo que he visto y trabajado los últimos años, sin que piense que tenga la razón, son cosas que me han funcionado, las que he convivido y las comparto.

  • ¿QUE CLASE DE BANDA ERES?
No se trata de decir “suena parecido a esto”, tiene que ver con tu idea conceptual de música y expresión. Uno puede hacer rock alternativo con una base bajo-batería que emplea formas latinoamericanas, es una manera de explicarte. Le das a la gente una idea de por dónde puede ir tu sonido. Puedes manifestar que hacen canciones de amor, desde la visión del enamorado menos entregado, aquel que disfruta de las relaciones, no sé, algo así. Lo importante aquí es estar claro qué haces y qué quieres expresar para conectarte con la gente. La música es otro medio de comunicación de gran impacto.

  • ACEPTA LAS CRÍTICAS
No existen buenas o malas críticas, cada persona tiene su percepción de lo que escucha. No existe el sonido perfecto, sin que con esto suenes desafinado, pero la esencia de la música está en hacerla como expresión. La mayoría de las bandas jóvenes les afecta cuando cierto sector de su entorno no aceptan lo que hacen, se desprenden de la ambición de hacer lo que les gusta y no se percatan de que hay mucha más gente que va a clickear con tu música y esa es la que importa. Lo que más disfruto de ver a una banda comenzado es que no tienen nada qué perder, así que su nivel de creatividad no tiene límites, hasta que se envician con las falsas ideas de ser comerciales. Llamar a amenazar a la gente porque no le gusta lo que haces, te desenfoca de tus actividades y denota inseguridad de tu parte.

  • CREA TU BASE DE DATOS
En la misma onda de tenacidad, aunque a cinco personas no les guste lo que haces a otras 25 les gustará. Son esos a los que tienes que mantener y dar lo mejor de ti para tenerlos en tu radar de seguidores. La gente cuando le gusta algo, se niegan a aceptar alguna mala crítica, por eso existe Maná y no hemos podido acabar con ellos.


  • MEDIOS ESPECIALIZADOS
Enfócate bien en los programas y páginas especializados. Todos tienen sus espacios para el desarrollo de artistas y junto a ellos vas construyendo una base de seguidores sólida. En lo que se refiere a rock a la gente le gusta descubrir la música sin sentirse obligado. Es como ir por escalones, no puedes ser un reggaetonero que le apunta a las radios grandes. Además es en ese momento donde sigues forjando el concepto de tu banda. Es una semilla que hay que regar.

  • EL TIEMPO ES TU AMIGO
La planificación es un factor importante, siempre veo que las bandas no tienen un plan estructurado de lanzamientos, conciertos, grabaciones, acciones. Viven su carrera a la deriva, entiendo que no es una cosa que les sea enseñado, pero si enfocan sus esfuerzos por semanas, meses, trimestres, verán avances significativos y le creas seguridad a sponsors, medios de comunicación y todos los que gravitan en la industria musical. Nunca será rentable sacar un sencillo y a los 6 meses sacar un CD y pretender que la gente no te olvidará.

  • TOCAR, TOCAR, TOCAR Y CUANDO PUEDAS SIGUE TOCANDO
Esta, más que pasión, es parte del trabajo constante. En la tarima es donde se hacen las bandas, puedes tener una maqueta poco producida, pero si tu trabajo en tarima conecta con la audiencia, ese word of mouth se riega. Un caso es Circo Vulkano o Papashanty Saundsystem. No entiendo esas bandas que dicen “dejaremos de tocar para concentrarnos en el disco”. ¡Por Dios! ¿Cómo puedes pensar que si no tenías público, a esa cantidad de “nadie” le importa esperarte? Estás solo, tienes que salir a conquistar audiencia y mostrar lo que haces.

La lista es larga y trataré de concentrarme punto por punto en diferentes entregas.

Parte del estancamiento de las bandas durante sus inicios es la poca motivación, la necesidad de compararse con bandas de trayectoria y pensar que hay que apoyarlos por lástima. El camino es largo, pero sólo si estás dispuesto a avanzar, olvidándote de tratar de pisotear a otros, pensando en que el resto de las bandas no merecen lo que tú anhelas, entonces no estás realmente concentrado en tu música. A veces tienes tantas oportunidades cerca de ti y te enfocas en tumbarle la posición a otro y abandonas el cúmulo de chances que te ofrecen.

Es el trabajo constante, las metas claras, el tocar y tocar, conectar con tu música y la honestidad con la que te muestras, lo que te asegurará el siguiente paso para que te conozcan y posterior éxito en términos de banda nacional.

En vísperas del fracaso musical es cuando caes en cuentas de la ira y premeditación con la que las bandas actúan, lo veo a diario. Convivo con una gran variedad de músicos que están haciendo un buen trabajo, siempre que se me acercan les doy el mejor de los consejos y trato de que sea afín con su ideología y concepto.

Siempre recuerda que el público no son los 35 amigos cercanos de tus bandas, hay una población más larga que desconoce lo que haces y no te está juzgando, está esperando que toques y digan: “!Epa! qué buena música, ¿dónde la consigo para tenerla?”.

Muchas bandas no se dan cuenta de que sonar en la radio no lo es todo, es importante, pero puedes tener el tema todo el año en rotación y nadie sabrá cómo te llamas porque no tienen una imagen visual de eso que oyen y no han conocido los orígenes o concepto de tu banda. Es un trabajo promocional en conjunto. La gente debe conocer, identificar y digerir todo aquello que oye, sino será etéreo tu paso por la radio.

No me creo el asunto de la pinta, no creo que Tom Yorke sea el personaje con el que la revista People resuelva su audiencia femenina. No creo en las vestimentas especiales si una sólida base o contenido a expresar, por eso a Kiss le cuesta quitarse el maquillaje. No creo en temas de tres minutos porque no existiría Pink Floyd o Tool. Creo que todo eso de la imagen viene acompañado de la música que haces, un proceso natural que tu público aprecia, pero cuando tengas público, antes eres un desconocido tratando de llamar la atención en vísperas de decidirte a ser abogado y encargarte de la compañía de la familia.

La mayoría de la gente cree en eso que dice Mother Love Bone:Letra y música, mi únicas herramientas, comunicación”… Digo yo… No sé.

4 comentarios:

Moisés Fernández Ballantyne dijo...

Considero que estás en todo lo correcto, también apoyo el punto de trabajar, trabajar y trabajar. Cuando una banda cree que no tiene futuro o siente que suena mal, quedan dos opciones, trabajar y trabajar; si no eres capaz de hacer esas dos cosas, pues entonces amigo mio : has perdido el tiempo.

Daz Medrano dijo...

Buen artículo Will, ojalá los que estén comenzando o tengan tiempo tocando con malos hábitos y poca disciplina tomen en cuenta los consejos porque son la base para construir un proyecto serio. Solamente agregaría un punto al artículo que me parece muy importante: Escuchar buena música.

Hay que escuchar a los grandes (viejos y actuales), los clásicos, lo que es reconocido como música de verdad y tratar de entender qué hacen, que los hace grandes y por qué se diferencian del resto. Hay que estudiar un poco las raíces de las tedencias que cada uno recorre para tener una idea clara de que estás haciendo y qué van a plantear como artistas. Es muy común ver bandas que suenan bien en vivo y estan "montadas", pero carecen de buenas ideas o caen en los lugares comunes de siempre y por eso no logran nada. Tener cultura musical puede ayudar a contrarestar eso, dedicarle un tiempo fijo a escuchar buenas bandas y artistas (viejos y nuevos) para renovar ideas y encontrar nuevos caminos de composición e inspiración.

Por dejarles sólo un ejemplo para terminar, Adam Jones antes de comenzar a componer para el último disco de Tool, "10,000 days" se sentía cansado de los tiempos y las estructuras con las que venía componiendo, y para romper con esa aproximación a la composición escuchó música clásica por varios meses para romper esa estructura mental y salirse de sus propias fórmulas.

Como han dicho todos los grandes escritores, para escribir bien hay sólo dos secretos: Leer (buenos libros por supuesto) y escribir, y escribir, y escribir... Podríamos aplicarlo a la música, el secreto es oír buena música y tocar, y tocar y tocar...

Saludos a todos

Roberto dijo...

"No se trata de decir 'suena parecido a esto', tiene que ver con tu idea conceptual de música y expresión."

Así es que es.

Ernesto Soltero dijo...

Esto lo digo apoyando un poco lo que que dice Medrano. Hay gente que estudia música, aprende a dominar su instrumento, y sin embargo, más allá de cualquier criterio subjetivo, hace más de lo mismo. Eso sucede porque escuchan música convencional. Son del tipo de personas que oyen el rock que suena en la radio (por ejemplo) y no conocen más nada. Las grandes bandas de rock, más allá del estilo en que hayan destacado, han tenido integrantes con amplia cultura musical. Los de The Clash conocían mucho de música negra, incluyendo el jazz, Judas Priest tiene una canción en British Steel que comienza con un contratiempo inspirado en el reggae...no tiene nada que ver con virtuosismo, aunque haya bandas que destacan por ello como en el rock progresivo, es una cuestión de creatividad.